UN ENREDO LLAMADO BREXIT

FT_Brexit_01Parece que el Brexit sigue en un punto de impase que poco o nada sorprende.

Los temas principales que atormentan el gobierno de Theresa May, son la factura del Brexit emitida por Unión Europea, la situación de los expatriados y la frontera norirlandesa.

La propuesta del mediador destacado por la Unión Europea, Michel Barnier, no agradó a la primera ministra británica que enseguida rechazó el primer borrador compuesto por 169 artículos, aplazando así el cierre de las negociaciones.

Los conservadores empezaron pisando firme apostando en un Brexit duro, aunque con el análisis de los pros y contras, al final intentaron mediar con Bruselas para tener un Brexit blando, principalmente debido a los problemas fronterizos que implicaría abrir una herida cerrada y reempezar los conflictos políticos con Irlanda del Norte.

Las aduanas y la frontera regulatoria del mar de Irlanda propuestas por la Unión Europea, es lo más difícil de aceptar para el gobierno de May, que se muestra en contra la propuesta de la Unión Europea que quiere que Irlanda de Norte sí siga dentro de la alianza de los 27 países.

Actualmente Donegal que forma parte de uno de los tres condados del Ulster y no pertenece a la parte de la británica Irlanda del Norte, pero sí hace frontera con la misma por los condados de Derry, Tyrone y Fermanagh.

La existencia de una frontera en condados como Donegal y Derry que crecieron exponencialmente en los últimos años, afectaría enormemente al desarrollo sostenido y el PIB nacional en material de relaciones mercantiles. Siendo este tema de los más preocupantes para el Reino Unido y Bruselas en lo que se refiere a la legislación vigente de libre circulación de mercancías.

Otro tema que preocupa a la Unión Europea, son las distinciones que pretende hacer el gobierno de May, entre emigrantes europeos que llegaron antes de marzo de 2019 que es cuando terminaría la fase de transición y los que decidan ir allí a posteriori.

Además, también hay que ponderar que los restantes países miembro, resultarían afectados por la salida de Reino Unido, y ya se habla de aplicar un impuesto para todos los ciudadanos comunitarios para recuperar las pérdidas generadas con todo el proceso del Brexit.

Los conservadores al no haber tenido mayoría absoluta en las últimas elecciones, están demostrando fragilidad e inseguridad en seguir adelante con el Brexit. Todavía cabe la posibilidad de que el Brexit se frene, y se realice un nuevo referéndum.

Rectificar es de sabios, y cada vez parece más evidente que los perjuicios generales para Reino Unido y Unión Europea, están ganado terreno en contra la actual la alianza estratégica de los 28.

brexit

 

By Virgília Pires

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s