¿WHAT CYBERCRIME & CYBERSECURITY MEANS?

La Ciberdelincuencia surge por primera vez como concepto criminal en la década de los 90 en Francia.

El Cibercrimen se sostiene en el empleo de actividades ilícitas que utiliza como medios de comisión delictiva las comunicaciones, sistemas y aparatos electrónicos, atacando a la seguridad de ordenadores y otros aparatos electrónicos ajenos, sean de uso individual como empresarial.

Se distingue en tres ramas de la delictología cibernética: publicación de contenidos ilegales como comentarios, exhibiciones de índole racial o imágenes de abusos sexuales infantiles, fraudes por falsificación online en aparatos electrónicos, y ataques de piratería contra los sistemas informáticos de entidades gubernamentales, organismos oficiales y de otro índole también de carácter individual.

cib

 

Los tipos de delitos informáticos más mediáticos a nivel internacional son:

  • Pharming, El modus operandi del hacker, se realiza a través de una vulnerabilidad en el software de los servicios DNS (Domain Name System), o en el de los equipos de los propios usuarios, permitiendo que éste redireccione un domain name a otro equipo/aparato electrónico.
  • Phishing – consiste en el intento de obtener cualquier tipo de información, suplantando correos electrónicos y/o páginas web, pretendiendo de este modo obtener información de la víctima diana.

Smishing – ocurre cuando el Phishing se realiza a través de SMS.

  • Stalking – “conducta intencionada y maliciosa de persecución obsesiva, acecho o acoso respecto de a una persona a la que se convierte en objetivo”.
  • Sexting – “el envío, a través de la red o de cualquier terminal telefónico, de mensajes de contenido sexual producidos y protagonizados por el emisor de los mismos”.
  • Deep Web – buscan el anonimato en la red, de esta forma logran ocultar la dirección IP del medio electrónico utilizado.

Los países que actualmente más sufren ataques de estas actividades ilícitas por la red son:

China, Brasil, Estados Unidos, India y Nigeria.

La mayor preocupación que surge al día de hoy con esta forma delictiva silenciosa y encubierta, desafiando la ciberseguridad de cualquier país, teniendo en cuenta que no vemos el rostro del delincuente, y no es necesaria una interacción humana para que se realice la conducta delictiva, es su implicación y promoción en el terrorismo.

El impacto mediático, ataques rápidos eficaces y eficientes en sistemas operativos y otros software de extrema importancia estatal, unidos a la carencia de un entendimiento y coordinación entre los órganos gubernamentales, facilitan este tipo de delincuencia, creando alertas de seguridad y un mayor temor social ante el desconocido.

 

 

By Virgília Pires