VIOLENCIA DE GÉNERO: ACTÚA Y DENUNCIA

A finales de agosto de 2019 ya contamos con 40 víctimas mortales a manos de sus parejas o exparejas, mientras que en el año 2018 se tuvo un total de 48 víctimas a causa de este delito y en este mismo período se tenían 12 menos que este año, según el balance de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.

 

Diferencias entre la violencia de género y la violencia doméstica

Cabe realizar una diferenciación entre la violencia de género y la violencia doméstica, aunque ambas se dan dentro del ámbito familiar sus tipos penales son totalmente distintos.

Tanto es así que la violencia de género únicamente se puede atribuir cuando entre ambas personas, víctima y agresor, existe una relación sentimental siendo el agresor obligatoriamente masculino y la víctima femenina; por ello, el vínculo que debe haber debe ser equiparable al conyugal aún cuando no exista convivencia. Por otro lado, la relación entre ambos puede ser actual o pasada, es decir, se contempla que ésta pudiera haber terminado en el momento de producirse la agresión. Sin embargo, no se podrá atribuir un delito de violencia de género a una pareja homosexual, puesto que no se cumpliría el requisito del sujeto activo ni pasivo del hecho delictivo siendo éste una condición sine qua non motivada por el Tribunal Constitucional tanto mediante una interpretación sistemática como gramatical.

Mientras que la violencia doméstica se puede definir como toda la violencia ejercida por cualquiera de las personas del artículo 173.2 del Código Penal sobre las personas que el mismo indica (“quien sea o haya sido su cónyuge, persona que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, sobre los descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o personas con discapacidad necesitadas de especial protección que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar, así como sobre las personas que por su especial vulnerabilidad se encuentran sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados”). De este modo, también se estaría protegiendo al hijo frente al progenitor o al tutelado frente al tutor, sin ofrecer un numerus clausus de relaciones permitiendo al juez aplicar de forma discrecional el tipo general o el específico de violencia de género.

No obstante, España aprobó en 2004 la actual ley contra la violencia de género, la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, de aplicación conjuntamente con el Código Penal.

Dicha LO 1/2004 tiene por objeto “actuar contra la violencia como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, ejerciéndose sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”; además, establece distintas medidas de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género y prestar asistencia a las mujeres, a sus hijos menores y a los menores sujetos a su tutela, guarda o custodia (incorporándose dicha modificación en 2014).

Contemplando también otras formas de violencia de género como lo serían la mutilación genital femenina (art. 149.2 CP), el acoso (art. 172 ter CP), la trata de mujeres con fines de explotación sexual (art. 177 bis CP), las agresiones sexuales (art. 179-180 CP), los abusos sexuales (art. 181-182 CP), el acoso sexual (art. 184 CP) y la explotación sexual (art. 187 CP).

 

Últimos casos de violencia de género en España

En lo que llevamos de verano (período comprendido de junio a agosto) hasta fecha de hoy la violencia de género se ha cobrado 17 víctimas mortales, siendo el peor mes el de julio.

Este mes de agosto se conocían los siguientes casos:

  • Nicole O., 2 de agosto (Hospitalet de Llobregat, Barcelona): 21 años, asesinada presuntamente a golpes por su expareja, con quien tenía un hijo menor. El supuesto agresor contaba con una causa abierta en Perú por violencia machista, tras haber sido denunciado por la familia de la víctima por retenerla durante dos días en un apartamento, violarla y arrojarla por un segundo piso.
  • María del Pilar C., 15 de agosto (Madrid): 48 años, asesinada a golpes y a cuchilladas en su domicilio. María del Pilar figuraba en el Sistema de Seguimiento Integral de casos de Violencia de Género, después que la policía viera como era agredida en la calle; sin embargo, nunca quiso denunciar ni poner una orden de protección.
  • Dolores L.R., 18 de agosto (Jaén): 74 años, asesinada a golpes con una barra de hierro por su marido de 75 años con el cual estaba en trámites de separación, sin denuncias previas por violencia de género.

 

016 número de atención a las víctimas

El Estado ofrece diversas opciones para ayudar a las víctimas, entre ellas el número de atención a las víctimas, el 016, el cual no deja huella en la factura del móvil aunque se debe borrar del registro de llamadas.

Otra opción es la página web: www.violenciagenero.igualdad.mpr.gob.es en la que se ofrecen distintas herramientas relacionadas con la violencia de género, tales como informes del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer, estadísticas, encuestas, investigaciones y sobre todo información útil para la mujer y su entorno (cómo detectar la violencia de género y qué hacer).

Tal y como se ha podido apreciar parece ser que hay un aumento de las víctimas mortales por dicho delito durante el 2019. No obstante, desde que se empezaron a contar en el año 2003 ya son 1.015 las mujeres asesinadas por sus parejas o ex-parejas. Todo ello sin contar la cifra negra (todos aquellos casos que no han llegado a ser descubiertos o condenados).

Por todo esto, es muy importante dar a conocer cualquier caso de violencia de género o en caso de ser víctima no tener miedo en pedir ayuda y hablarlo con el mismo entorno o profesionales para poder recibir las herramientas necesarias. Ojalá llegue el momento en que no sea necesario celebrar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el 25 de noviembre.

 

Tal y como dijo Ban Ki-Moon, exsecretario general de la ONU, “Rompe el silencio. Cuando seas testigo de la violencia contra las mujeres no te quedes de brazos cruzados. Actúa”.

“No estáis solas, denunciad”

 

Cristina Juez Ferrer

Jurista-Criminóloga

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s