CRIMEN ORGANIZADO Y NARCOTRÁFICO. CASO “EL CHAPO GUZMÁN”

¿Qué es el Crimen Organizado?

Se puede afirmar que el crimen organizado no dispone de una definición única y concreta, sino todo lo contrario, cada país lo nombra de manera distinta, al igual que los diferentes cuerpos policiales como el FBI o la Interpol. Mientras que en España la delincuencia organizada queda tipificada en el artículo 570bis del Código Penal, considerándose como punibles las asociaciones ilícitas que tengan por objeto cometer algún delito, o después de constituidas, promuevan su comisión así como que tengan por objeto un fin ilícito y empleen medios violentos o de alteración o control de la personalidad para su consecución. Es por ello que la asociación ilícita, que caracteriza al crimen organizado, debe reunir una serie de requisitos establecidos mediante jurisprudencia, siendo: a) pluralidad de personas asociadas para llevar a cabo una determinada actividad, b) existencia de una organización más o menos compleja en función del tipo de actividad prevista y c) el fin buscado desde un inicio será la comisión de delitos.

No obstante, el término “crimen organizado” hace referencia a un conjunto de delitos cuya característica distintiva reside en el modo de comisión del delito, es decir, en el hecho de que la acción delictiva se lleva a cabo por diversas personas pertenecientes a una organización en concreto. Dentro del crimen organizado se pueden hallar organizaciones delictivas constituidas para la trata de seres humanos, el tráfico ilícito de inmigrantes, el tráfico de armas, el narcotráfico (tráfico de drogas), entre otros.

 

El Crimen Organizado y el Narcotráfico en España

Respecto a este tipo delictivo, en España, durante las últimas semanas se han producido diversas detenciones relacionadas con el narcotráfico, así como el desenlace del juicio de “El Chapo” en México.

A principios de mes, el Cuerpo de Policía Nacional detuvo, en la zona de ocio de Alicante, siete personas en una macro operación contra delitos de hurto y tráfico de drogas.

Unos días más tarde, gracias a la Guardia Civil junto al Arma de Carabinieri de Italia se consiguió desarticular la rama del Clan de la Marranella de la Camorra italiana en España, en el marco de la “operación MAVERICK II”. De este modo se consiguió desarticular una de las organizaciones criminales de narcotráfico a nivel internacional más importante y violenta. Dicha organización era liderada por tres miembros de una misma familia italiana (padre e hijos), ubicados en la Costa del Sol pertenecientes a un clan mafioso italiano de Roma.

Gracias a la investigación realizada se intervinieron más de media tonelada de hachís en diversas aprehensiones en España, Francia e Italia; también fueron encontrados dinero en efectivo y varias cantidades de marihuana.

Por otro lado, a principios de esta semana fueron detenidos una treintena de narcos en la mayor operación del plan especial del Campo de Gibraltar, la denominada “Operación Trapera” tenía por objetivo acabar con el blanqueo de capitales y desmembrar por completo la organización criminal dirigida por los hermanos Antonio e Isco Tejón, anteriores miembros de la conocida banda de los Castañas, aunque ambos se encuentran en prisión, sus colaboradores y lugartenientes seguían operando en el tráfico de hachís con Marruecos.

 

El caso El Chapo Guzmán

Paralelamente, en el ámbito internacional, se ha producido el juicio contra Joaquín Archivaldo Guzmán Loera de 61 años, más conocido como El Chapo Guzmán, un ex narcotraficante y criminal mexicano, líder del Cártel de Sinaloa hasta su extradición a Estados Unidos en 2017.

El Chapo fue detenido hace 26 años en la Ciudad de Guatemala siendo extraditado a la penal de máxima seguridad de Puente Grande en Jalisco (México), de donde escapó ocho años más tarde convirtiéndose en el segundo hombre más buscado por el FBI y la Interpol, después de Osama Bin Laden, tras la muerte de éste último en 2011 se colocó el primero en el ranking de los 10 más buscados elaborado por la revista Forbes.

El 22 de febrero de 2014, Enrique Peña Nieto (presidente de México) confirmó haber capturado a Guzmán, aunque el 11 de julio de 2015 se volvió a fugar de la penal de máxima seguridad de El Altiplano en Almoloya (México); por lo que fue el único preso que consiguió fugarse dos veces de un penal de máxima seguridad, según la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

El 8 de enero de 2016, el presidente de México volvió a confirmar que había capturado nuevamente a El Chapo, siendo extraditado por avión a Estados Unidos un año más tarde.

Actualmente, permaneció encarcelado en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York a la espera del juicio que debió celebrarse en primer lugar en abril, después en septiembre de 2018 y finalmente se inició en noviembre cuya sentencia se dio a conocer a principios de semana.

 

El juicio y veredicto final de El Chapo

El juicio de El Chapo Guzmán se desarrolló en Brooklyn (Nueva York) mediante un tribunal de jurado, en el cual los miembros del jurado popular eran  reconocibles únicamente por un número para preservar su anonimato. Aunque algunos de los miembros hablaba o entendía el español, el juez Brian Cogan puntualizó que la traducción en inglés era la única que valía como referencia a la hora de examinar los testimonios que ofrecieron los cooperantes protegidos (como por ejemplo: el hijo de El Mayo Zambada, Vicente Zambada). Al tratarse de un juicio de tres meses (cuya duración inicial era mayor) se acordó que los miembros del jurado no permanecieran “secuestrados” en un hotel y pudieran ir a sus casas cada tarde, así como gozar de los viernes libres para resolver sus asuntos personales. No obstante, el desplazamiento hasta sus casas fue custodiado por oficiales armados de la policía judicial.

Finalmente, tras una deliberación durante cerca de 34 horas, El Chapo fue declarado culpable de 10 cargos (retirándose otros siete para agilizar el proceso) siendo alguno de ellos: producción y distribución de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana, uso de armas de fuego, blanqueo de dinero… Aunque el principal delito del que se le acusa es el de liderar el Cartel de Sinaloa, que bajo su mandato, según la Fiscalía, generó unos 14.000 millones de dólares. No obstante, la defensa de El Chapo declaró que el verdadero responsable de dirigir el Cartel de Sinaloa es Ismael El Mayo Zambada, un capo de la droga que continúa en libertad y padre de Vicente Zambada, testigo protegido que culpó a El Chapo Guzmán del asesinato de un capo de Juárez de la organización Carrillo Fuentes, traicionando así a su padre El Mayo Zambada y al Cartel de Sinaloa.

Ante tal veredicto, El Chapo será enviado a una prisión de máxima seguridad, aunque teniendo en cuenta que consiguió escapar dos veces se baraja la posibilidad de que sea enviado a la ADX Supermax de Colorado (Estados Unidos), siendo ésta considerada como la prisión más segura del país en la que muchos de sus internos pasan hasta 23 horas al día solos en celdas insonorizadas de hormigón de 2’1×3’6m.

En dicha prisión se encuentran delincuentes como: Ted Kaczynksi (conocido como “Unabomber”, condenado a múltiples cadenas perpetuas por el envío de bombas por correo que mataron a tres personas e hirieron a otras 23 entre 1978 y 1995), Eric Robert Rudolph (condenado a cadena perpetua por varios ataques, uno de ellos en 1996 contra el parque olímpico de Atlanta durante los Juegos Olímpicos), Larry Hoover (líder de Gangster Disciples de Chicago), Richard Reid (condenado a cadena perpetua por intentar volar un avión de pasajeros con explosivos en sus zapatos en 2001), Dzhokhar Tsarnaev (condenado a muerte por el doble atentado en abril de 2013 cerca de la línea de meta de la maratón de Boston), entre otros.

 

¿Cómo acabar con el Crimen Organizado?

Teniendo en cuenta la complejidad del crimen organizado se hace innegable el gran desafío que supone para los investigadores dicha multiplicidad y diversidad de organizaciones criminales, sus localizaciones y personas que las constituyen, así como las distintas estrategias que siguen. Es por ello que para acabar con el crimen organizado se debe contar con una gran formación especializada en diversas materias como podrían ser: el derecho, la economía, la política internacional…

Tal y como se puede apreciar, España es uno de los destinos utilizados por las organizaciones criminales de tráfico de drogas, bien sea por su posición geográfica como por la presencia en el país de distintos miembros de organizaciones criminales.

Por ello alguna de las medidas que se podrían adoptar para combatir el crimen organizado, y por tanto el narcotráfico, podrían ser el ataque a la economía del mismo a través de distintos cambios en la legislación que permitieran identificar a titulares de empresas, acceso a registros de cuentas bancarias y rastreo de operaciones financieras; así como el fortalecimiento del control del tránsito y transporte y de los servicios aduaneros, puertos y aeropuertos.

 

Por Cristina Juez

Jurista Criminóloga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s