ANÁLISIS CRIMINOLÓGICO DEL PERFIL DE ANIS AMRI

perfil terrNew Picture (47).png

Indicios de reclutamiento y adoctrinamiento del ISIS en un Centro Penitenciario

El individuo reunía factores óptimos para su cooperación con el ISIS: un núcleo familiar pobre, desestructurado pues por lo que se puede percibir de los testimonios de sus padres y hermanas, no había demasiada relación familiar con el individuo, comportamientos antisociales, se desconoce si desde siempre o sólo desde hace un tiempo. Pero clara conducta desviada socialmente con sus delitos y principalmente contra el Centro de Acogida, demostrando indiferencia, rabia y ingratitud sobre los demás.

Su vulnerabilidad por una situación económica precaria, con trabajos esporádicos, una situación de huida de su país por los conflictos y alejamiento de su familia, puede llevar a que el individuo madure su comportamiento y rasgos socio-conductuales de forma antisocial y con deprecio por los demás, pues se siente sólo.

Los reclutadores actúan en este momento, que dentro de los Centros Penitenciarios van en “caza” de perfiles débiles con unas circunstancias personales problemáticas, ofreciéndoles esa ayuda, soporte no sólo económico como de apoyo humanitario, como si esa persona que está vulnerable les importara.

Además Anis Amri aún era muy joven lo que lleva a que su escala de valores no esté totalmente reforzada y pueda ser influenciada. Se desarrolló en ambientes desfavorecidos a su correcto proceso de integración social, siendo más susceptible a las influencias y manipulaciones externas, uniendo los condicionantes clave que son sus características personales: violento y conflictivo, ausencia de modelos de aprendizaje, carencia de apoyo, condicionado también por su condición de emigrante lejos de su familia y amigos.

Es importante el diagnóstico prematura de posibles trastornos de personalidad, pretendiendo así prevenir la comisión del delito, ya que ciertos trastornos como el trastorno antisocial de la personalidad, o rasgos del mismo, son desencadenantes cruciales, unidos a otros factores. El caso de este joven tunecino, podría estar estrechamente relacionado con este trastorno pues demuestra un desprecio y conducta anómica, que se suele manifestar en la adolescencia con conductas delictivas violentas como es el caso, acompañado de episodios de agresividad e irritabilidad, unidos a una falta de remordimientos de sus acciones; además los incendios son un modus operandi de este tipo de delito y crueldad con animales y con los demás, estos dos hechos no disponemos de datos para corroborarlo, y es por allí que pretendemos direccionar el análisis precoz de estas situaciones.

 

By Virgília Pires

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s