¿ALGO ESTÁ CAMBIANDO EN EL MUNDO?

El próximo día 20 de enero se cumplirán dos años de la toma de posesión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos. Rodeado desde el minuto entorno a su juramento por la polémica, o desde que anunció su intención de presentarse a las elecciones presidenciales por la intervención de Rusia, denuncias, nombramientos, dimisiones en su gabinete y restructuración del programa electoral.

Por su parte más al sur, en Brasil, Jair Bolsonaro tomó posesión hace unos días de su cargo de presidente, tras la victoria en la 2ª vuelta de las presidenciales brasileñas de octubre; calificado también como “populista”, “líder de la extrema derecha”, entre otros calificativos.

A este lado del atlántico, Austria en 2017 dio un giro a la derecha con la victoria del partido OVP y como tercer partido el ultranacionalista Partido Liberal.

En Francia, el Frente Nacional es otra muestra del avance de estos partidos “populistas, ultra nacionalistas, reaccionarios, ultraconservadores “.  Otros ejemplos en la Vieja Europa son   Hungría y la victoria de Orban junto a Italia, y su ministro de interior Salvini con sus polémicas con la inmigración. O Alemania con el partido AFD.

A todo esto, hay que sumarle el fenómeno del BREXIT, cuyas consecuencias ni el propio Reino Unido ni el resto de Europa saben a ciencia cierta, si llega finalmente a producirse.

Una piedra de toque fundamental para ver si el mundo está girando a la derecha serán las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mes de mayo, donde observaremos la deriva europea.

En España acaba de tomar posesión el nuevo presidente de la Junta de Andalucía, Moreno Bonilla, que contó con el apoyo del partido Vox, calificado como extrema derecha, que ha irrumpido con fuerza en el parlamento andaluz con 12 escaños y en la política española, y también del apoyo de Ciudadanos.

Y en mayo se celebrarán también elecciones municipales y autonómicas con previsiones inciertas ante los resultados que se puedan obtener, y las posibles alianzas de gobiernos que se deban de tomar, ya que como todo parece indicar que los tiempos de las mayorías parlamentarias se han acabado.

Pero, ¿Qué significa el concepto ultraderecha? Según Gabriel Nandlinger, periodista especializada en extremismos “no hay un concepto ideológico homogéneo”.

¿Es un fallo de los partidos políticos tradicionales? ¿No saben dar respuestas a los problemas de sus ciudadanos, tanto a nivel nacional como internacional?. ¿Volvemos a políticas de proteccionismo de fronteras interiores, exteriores y económico con aranceles a los productos foráneos?

Y en el sentido de la Defensa, Seguridad, Geoestrategia ¿Qué puede significar en estos tiempos en los que fenómenos terroristas globales acechan cualquier país, cualquier ciudad del mundo y donde los fenómenos del crimen organizado y la delincuencia son transnacionales?

En un momento actual en donde la cooperación internacional es fundamental  y donde el flujo de información entre servicios de inteligencia y cuerpos policiales debe de ser fluida y constante, no podemos volver atrás y pensar que el problema del país vecino no afectará a nuestras fronteras.

Solo hay que leer las palabras de la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y de Política de Seguridad, Mogherini: “…el terrorismo es una gran amenaza para Europa y posiblemente para la paz y estabilidad mundial”.

El presidente Trump afirmo “que EEUU y Brasil trabajaran estrechamente en comercio, defensa y todo lo demás”.

Respecto a Europa, la relación de Estados Unidos y demás miembros de la OTAN, no pasa por su mejor momento, ya que no hay acuerdo en las aportaciones económicas a la institución y no cumplir con el 2% del PIB de cada miembro. Y por otro lado Merkel afirma “lo poco fiable que es Trump para Europa”.

A día de hoy, la presencia de EEUU en Europa ha aumentado y no se ha producido la retirada de tropas de Alemania. En principio la OTAN resiste, EEUU sigue siendo el puntal fundamental de la organización, aunque los recelos entre miembros son altos.

Y el euro ejército con Francia y Alemania a su cabeza, de momento sólo es un proyecto y hasta que tenga la mínima estructura necesaria todavía falta tiempo, pese a las declaraciones de buenas intenciones de Merkel y Macron para salvaguardar la defensa de Europa al margen de EEUU al redactar un documento base que se ha enviado al resto de socios.

A nivel doméstico europeo, los nuevos dirigentes políticos europeos y los nuevos gobiernos que han salido o que salgan en un futuro cercano no deben retrasar y recular en la política exterior de seguridad y defensa que lleva muchos años desarrollándose, ni tampoco derrumbar el origen de la UE, aquella unión económica fundada en 1957.

Actualmente los 28 países tienen mas fuerza que si lo hicieran por separado. Ya el tratado de Lisboa en 2009 fortaleció la política exterior de la UE. Sin duda la frase “la unión hace la fuerza” tiene más valor que nunca.

En un mundo tan globalizado no se pueden encerrar los países en una burbuja de cristal. Sí se pueden hacer políticas sensatas y coherentes de comercio, seguridad, defensa, inmigración, que no produzcan flujos descontrolados, ni de personas ni de productos, que a la larga producen conflictos internos y dan pie a los cambios pendulares tan extremos en el panorama político.

Y ya se sabe que “en rio revuelto, ganancia de pescadores”, y en donde sin duda Rusia y China permanecen atentos a lo que ocurre a ambos lados del Atlántico. ¡Más que nunca tiene validez el dicho “en el centro se encuentra la virtud”!

Por Carmelo Aguilera

Un comentario sobre “¿ALGO ESTÁ CAMBIANDO EN EL MUNDO?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s